¿Cómo pintar un radiador?

Los radiadores son uno de esos objetos que se encuentran más expuestos al deterioro progresivo con el paso del tiempo. Indiferentemente del lugar en el que se encuentre, el radiador es el encargado de dejar paso al agua caliente, por lo que mantenerlo en buen estado en una necesidad primordial.

Algunos consejos para pintar un radiador

Evidentemente, al tratarse de un artefacto tan delicado y que cumple una función tan imprescindible, no se puede escoger cualquier tipo de pintura o esmalte; es necesario que sea un producto adecuado para este tipo de objetos, de manera que evites terminar deteriorándolo.

Para ello, la carta de renovación de Tollens te ofrece diversos productos del color que desees, de manera tal que no solo pintes tu radiador sino que también le des el color adecuado, en relación con el color natural que el mismo tiene, así como también el resto de colores de tu artefacto.

Para obtener un resultado profesional y siempre y cuando tengas los conocimientos necesarios para desmontar el radiador, nuestra recomendación es que luego de desmontarlo, lo limpies muy bien para que puedas aplicarle un par de capas. Sin embargo, lo mejor es esperar un par de minutos entre la aplicación de ambas capas y luego déjalo secar durante un día antes de volverlo a montar.

Ahora bien, si deseas pintar un radiador sin desmontarlo, te recomendamos que tapes muy bien el resto de componentes y utilices, preferiblemente pintura y materiales de calidad para obtener un mejor acabado.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.